Soluciones al estreñimiento

ESTREÑIMIENTO: TIPOS, CAUSAS Y SOLUCIONES

Compartir

 Cuando hay ganas de evacuar, vas y listo. ¡Que a gusto queda el cuerpo expulsando todo lo que ha digerido! Pero cuando no es así, que mal se pasa. Aquí tienes toda la información necesaria sobre esta afección tan molesta: el estreñimiento: causas, tipos y soluciones.

¿SOY ESTREÑIDO?                                

El estreñimiento es un trastorno caracterizado por la dificultad persistente para defecar o la sensación de que esta es incompleta, también puede ser por movimientos intestinales infrecuentes (cada 3-4 días o más) (1).

El hábito evacuatorio está influido por factores culturales, psicológicos y dietéticos, y varía mucho de unas personas a otras. Por tanto, hay que señalar el gran componente subjetivo del paciente.

El estreñimiento es mayor en mujeres, empeorando con la edad. Así como también es de alta incidencia en niños pequeños, embarazadas y ancianos (2).

Cuando acudimos al médico o a la farmacia y tenemos que describir el tipo de deposiciones entra en juego la imaginación, por ello se creó una clasificación atendiendo a la forma y consistencia de las mismas:

Clasificación del tipo de deposiciones
Figura. 1 La Escala de Forma de las Deposiciones de Bristol (Lewis SJ y Heaton KW, et al, Scandinavian Journal of Gastroenterology 1997;32:920–4) (1)

 

 

TIPOS DE ESTREÑIMIENTO, CLASIFICACIÓN                                                     

Según su duración se clasifica en:

  1. Agudo: se trata de un estreñimiento puntual y se corrige fácilmente.

Las principales causas del estreñimiento agudo son:

  • Cambios alimentarios (viajes)
  • Cambios de actividad física (pacientes encamados)
  • Inhibición repetida y voluntaria del reflejo de defecar
  • Medicamentos astringentes
  • Fiebre, enfermedades metabólicas o endocrinas, patologías del Sistema Nervioso Central y enfermedades intestinales.
  • Embarazo
  1. Crónico:

Se diagnostica cuando hay deposiciones líquidas en raras ocasiones y además, están presentes dos o más de las características siguientes:

  • Esfuerzo al defecar: una de cada cuatro veces.
  • Menos de tres deposiciones por semana.
  • Heces duras al menos una de cada cuatro deposiciones.
  • Necesidad de realizar maniobras manuales para realizar la defecación, una de cada 4 ocasiones.
  • Sensación de obstrucción anal al menos en la cuarta parte de las deposiciones.

A su vez el estreñimiento crónico puede ser:

  • Atónico: hay debilidad motora en el intestino, lo que provoca un enlentecimiento del tránsito intestinal.
  • Espástico: existen espasmos que impiden el movimiento normal de las heces.
  • Rectógeno: no hay función evacuadora del recto y por tanto no existe reflejo de defecación. 

Según la causa que origina el estreñimiento encontramos:

  1. Primario: el origen del estreñimiento es un defecto de funcionalidad del colon sin determinar.
    • Tránsito normal: es el más común. Existen síntomas de estreñimiento pero hay un tránsito intestinal y consistencia de heces normal.
    • Tránsito lento: es el menos frecuente. Hay deposiciones poco frecuentes de heces duras que han tardado más de lo normal en recorrer el intestino.
    • Disfunción de la defecación: no hay coordinación en la motilidad rectoanal, se necesitan realizar otras maniobras para expulsar las heces (compresión abdominal, vaginal o de los glúteos).
  1. Secundario: debido a una patología o por tratamiento farmacológico.
    • Patologías extraintestinales: por alteraciones metabólicas, endocrinas e incluso neurológicas.
    • Patologías intestinales: por afecciones gástricas, intestinales y rectales.
    • Los siguientes fármacos pueden provocar estreñimiento:
Fármacos que causan estreñimiento
Tabla 1: medicamentos que se asocian con estreñimiento (1)

 

¿POR QUÉ ME ATASCO?                                                         

El estreñimiento sea agudo o crónico se debe a muchos factores, conociendo el origen es más fácil su tratamiento.

  1. Hábitos de vida inadecuados: cuando hay sedentarismo, estrés, consumo inadecuado de líquidos, dietas ricas en grasas animales, alta en azúcares y baja en fibras.
  2. Modificación de la rutina diaria:
    • Viajes, cambios de horario, alteraciones en el hábito defecatorio.
    • En bebés al cambiar la leche de fórmula o al introducir alimentos nuevos. En niños al retirar el pañal, al comienzo del colegio o con la llegada de un hermanito.
  3. Patologías de diversa índole:
    • Alteraciones gástricas, intestinales, musculares
    • Infecciones
    • Lesiones anales
    • Trastornos metabólicos, endocrinos, neurológicos
  4. Medicamentos (ver tabla 1), abuso de laxantes
  5. Embarazo:
    • La progesterona relaja el músculo liso e inhibe la liberación de motilina, la hormona que estimula el intestino.
    • Al crecer el feto presiona el colon, que impide el paso de las heces, volviéndose estas más duras por su estancamiento en el intestino.
    • Al tomar suplementos de calcio y hierro, son astringentes.
  6. Envejecimiento: son varias causas como el enlentecimiento natural del movimiento intestinal, las alteraciones digestivas, el menor consumo de líquidos y la toma de varios medicamentos.

Momento WC

 

SOLUCIONES AL ESTREÑIMIENTO                          

Medidas higiénico dietéticas

  1. Aumentar el consumo de fibra (3):

Según la OMS la Ingesta Recomendada de fibra diaria para adultos es 25-30 g y en niños mayores de un año, 5 g añadidos a su edad (un niño de 3 años necesitaría 8 g de fibra diaria).

La fibra favorece el tránsito intestinal, evitando el estancamiento de las heces.

Aunque haya diferencia entre fibras solubles e insolubles, ambas son necesarias, tanto para aumentar el peristaltismo y variar la consistencia de heces, como por su efecto prebiótico.

Si quieres indagar más sobre el beneficio de la fibra te recomiendo: “La importancia de la fibra“.

En la siguiente tabla aparecen los alimentos más ricos en fibra:

Alimentos y fibra
Tabla 2: Adaptada de la tabla de composición de alimentos según el Centro Superior de Nutrición y Dietética (2003) (2)

 

  1. Ingerir abundantes líquidos:

Debe aumentarse los líquidos (agua, sopas, zumos naturales…) hasta alcanzar 1,5-2 litros al día.

El agua junto a la fibra será determinante como primer escalón frente al estreñimiento.

  1. Consumir probióticos:

Los probióticos (microorganismo vivos beneficiosos) pueden ayudar a una flora intestinal debilitada por estrés, antibióticos, mala alimentación…

Las cepas más eficaces son los Lactobacillus y las Bifidobacterium.

  1. Realizar ejercicio:

Simplemente andar entre 20-30 minutos diarios sirve para favorecer el tránsito intestinal.

  1. Mantener hábito defecatorio regular:

Se trata de mantener unas deposiciones regulares. Tras pasados 15-45 minutos del desayuno y comida, habría que ir al baño para generar un reflejo regular aprovechando los mayores movimientos intestinales.

  1. No retrasar las ganas de evacuar:

En el momento que aparezca el reflejo hay que ir al baño, evitando el retraso y con ello la sequedad de heces.

  1. Defecar en posición adecuada:

La mejor posición es en cunclillas, pero como esto no es fácil realizar, poner un pequeño escalón en los pies para alzar las rodillas y conseguir un ángulo agudo para la expulsión de heces.

Evacuación intestinal: posición correcta

Figura 2: posición correcta en la que se forma un ángulo agudo.

 

Medidas farmacológicas(2)

  1. Laxantes formadores de masa, emolientes y lubricantes.

    Laxantes

    Tabla 3: laxantes formadores de masa, emolientes y lubricantes 

  2. Laxantes osmóticos
Laxantes
Tabla 4: laxantes osmóticos

             5. Laxantes estimulantes

Laxantes
Tabla 5: laxantes estimulantes

 

Medidas quirúrgicas (4)

En caso de un estreñimiento pertinaz que no responde a ninguna medida higiénico dietética ni a tratamiento farmacológico y que llega a disminuir la calidad de vida, se opta por la cirugía.

Para ello es necesario cuantificar la motilidad intestinal de manera que se verifique una ausencia de la misma con un trastorno motor del tracto gastrointestinal y como consecuenciao una actividad motora colónica nula.

Las técnicas más efectivas son: exéresis del colon y anastomosis íleo-rectal.

 

CASCADA DE ACTUACIÓN Y RESUMEN                

El tratamiento del estreñimiento es un tema complicado, pues depende de muchas variables. A modo de resumen, te muestro esta cascada de medidas comenzando por la solución más fácil y ampliando si no hay buena respuesta:

Causas y soluciones del estreñimiento
Figura 3: adaptación al tratamiento del estreñimiento funcional crónico en el adulto (2)

 

Para completar toda la información una magnífica infografía(5) de  Farmaadicta  donde muestra en forma de imagen un buen resumen sobre estreñimiento:

Estreñimiento: resumen
Imagen: Infografía cedida por Farmaadicta

 

Espero que haya sido útil toda la información y consejos que te he dado.

¡No dejes que tu WC se convierta en una jardinera!

 

 

 

 

FUENTES

(1): Guía mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología. Estreñimiento: una perspectiva mundial. © Organización Mundial de Gastroenterología, 2010

(2): Esther Ganado Miguélez, Itxaso Garay Ruiz, Aída Hernando Diéguez, Lorena Vega García. Esteñimiento. Atención Farmaceútica. Rev. El Farmaceútico.

(3): E. Escudero Álvarez y P. González Sánchez. Fibra Dietética. Nutr. Hosp. (2006) 21 (Supl. 2) 61-72

(4): Profesor Miguel Mínguez Pérez. Guía Práctica de Actuación Diagnóstico Terapeútica en Estreñimiento Crónico. FEAD (Fundación Española de Aparato Digestivo). 2013

(5): Blog Farmaadicta: https://farmaadicta.com/2016/06/13/el-estrenimiento/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.